Você está aqui: Página Inicial > PORTAL ESPANHOL > Apoyo a La Gestión de Recursos Hídricos

Apoyo a La Gestión de Recursos Hídricos

Prevista en la Ley de Aguas, el cobro por el uso de recursos hídricos fue instituido con tres finalidades: incentivar el uso racional de agua, ofrecer al usuario una indicación de su real valor y obtener recursos financieros para el financiamiento de los programas e intervenciones contemplados en los Planes de Recursos Hídricos. Desde 2001, conjuntamente con gestores provinciales y comités de cuencas hidrográficas, ANA desarrolla acciones para implementar el cobro en Brasil.

Las cuatro cuencas actualmente beneficiadas por el cobro del uso de agua son: cuenca del río Paraíba do Sul, que abarca los estados de São Paulo, Minas Gerais y Rio de Janeiro; cuencas de los ríos Piracicaba, Capivari y Jundiaí (PCJ), que abarcan São Paulo y Minas Gerais; cuenca del río São Francisco, abarcando Alagoas, Bahia, Goiás, Minas Gerais, Pernambuco, Sergipe y el Distrito Federal; y cuenca del río Doce, que contempla Minas Gerais y Espírito Santo.

Los recursos recaudados son repasados completamente por ANA a las respectivas entidades delegantes de funciones de agencia de agua para que sean aplicados en mejorías hidroambientales, de acuerdo con los planes de aplicación plurianual aprobados por los respectivos comités. Los recursos son responsables por la viabilidad de iniciativas para la recuperación da las cuencas como, por ejemplo, la elaboración e implementación de estudios, planes y proyectos de saneamiento básico, control de erosión, recuperación de aguas degradadas y educación ambiental.

Apoyo a comités de cuencas hidrográficas

Una de las atribuciones más importantes de ANA es estimular y apoyar las iniciativas direccionadas a la creación de órganos gestores provinciales de recursos hídricos, de comités de cuencas hidrográficas y de agencias de agua. Con eso, se objetiva fortalecer la implementación de la Política Nacional de Recursos Hídricos de manera compartida, descentralizada y participativa, en atención a los preceptos de la Ley de Aguas.

Los comités de cuencas hidrográficas constituyen la base del Sistema Nacional de Gestión de Recursos Hídricos (SINGREH), siendo un ejemplo concreto de gestión democrática. Representantes del poder público, de la sociedad civil organizada y de los usuarios de agua forman esos colegiados. La creación de un Comité está sujeta a la aprobación mediante deliberación del Consejo Nacional de Recursos Hídricos (CNRH), siendo a posteriori hecha efectiva por Decreto Presidencial.

Capacitación en recursos hídricos

ANA también desarrolla acciones para la capacitación y la toma de consciencia de la sociedad brasileña respecto a los recursos hídricos. El público específico es de naturaleza muy diversa: agentes gestores de los órganos de recursos hídricos, miembros y liderazgos de los organismos de cuenca, usuarios de recursos hídricos, formadores de opinión y jóvenes. También participan de las acciones de capacitación agentes de varios países extranjeros con que ANA posee cooperación internacional.

Un buen ejemplo de iniciativa de acciones de comunicación, difusión, movilización social, capacitación y educación para la gestión de recursos hídricos en Brasil y otros países de América Latina es el proyecto Agua – Conocimiento para la Gestión, desarrollado en asociación con Itaipu Binacional y con Fundación Parque Tecnológico de Itaipu. La iniciativa ofrece más de 25 cursos, todos gratuitos, en distintos asuntos conectados a la gestión del agua, en lengua portuguesa y en español, además de acciones de comunicación que involucran radio y las redes sociales en Internet.

Aguas subterráneas

Con el fin de propiciar la gestión integrada de aguas subterráneas y superficiales, ANA promociona una extensa agenda de acciones sobre el tema, en conformidad con el previsto en el Programa de Aguas Subterráneas (PNAS-PNRH), involucrando la ampliación del conocimiento hidrogeológico nacional, la promoción de la aplicación de los instrumentos de la Política Nacional de Recursos Hídricos en las aguas subterráneas, del apoyo a la gestión compartida de los acuíferos interprovinciales y transfronterizos, además de la capacitación técnica específica.